Nuevos proyectos, nuevos horizontes

Todo en la vida tiene su momento. Cuando menos lo esperaba mi blog había desaparecido y no he podido recuperarlo. Y qué es lo que me falta muchas veces: paciencia, aunque he echado mano de una de las frases que más me gustan. Eso sí, llevándola al tema que me acontece:

En ocasiones sí hay una segunda oportunidad para dar una primera impresión, y aquí lo tenemos otra vez

Pepa Fraile

Me estreno en mi nuevo sitio, en el que seguiré alimentando la curiosidad y las ganas con un pequeño Storytelling:

Recuerdo con nitidez las primeras lecturas juveniles que llegaron a mis manos
durante unas vacaciones. Y aquellas sensaciones que me invadían en la penumbra de la
noche, solas mi vieja lamparilla y yo cuando, página tras página, la curiosidad vencía la
batalla al sueño.
La mente es maravillosa. Y es capaz de almacenar los recuerdos, las sensaciones y
las vivencias propias y ajenas. Aquellas contadas, escuchadas, inacabadas; incluso las que,
desde el rubor de una primicia, fueron confesadas.
Ellas fueron el comienzo y el punto de partida.
Desde la primera vez que descubrí que hay historias tan reales que podrían ser la
tuya, supe que había llegado el momento.
Ahora, tú también puedes conocerlas.

4 comentarios

  1. Ángeles Fortes Picas

    Querida María José,
    Aunque la primera impresión ya nos había impresionado positivamente, está bien que vayas a por la segunda, aunque sea a la fuerza. Nunca se sabe … Nítida y sugerente. Me gusta. Mucha suerte y mucho éxito.
    Un súper abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.